domingo, 19 de septiembre de 2010

Patricia Díaz Bialet

Pista de baile (III)

Bajo el foco celeste y siempre con la mano ocupada
A lo largo del piolín desgajado de su pierna
El borracho se despluma de afectos, de podredumbres
/ajenas


Mientras empuña las copas impensables


Uno tras uno los elixires le aguijonean el recuerdo
Ya no importa quién es o quién ha venido a buscarlo
El borracho presenta su tapón de sueño, su anillo de
/hastío


Y siente como una mano apresa su cintura
Pero es inútil asirlo:
Todo el que se acerque se prende fuego


(Anida un vaso de azufre en sus entrañas)


un lugar en Florida y Marcelo T . de Alvear, Buenos Aires



(del libro: "Agualava" , Atuel/Poesía. 2009)





Buenos Aires
Contacto: pbialet@ssdnet.com.ar

1 comentario:

Analía dijo...

Un gusto leer el poema de Patricia, intenso.
Un saludito
Analía