domingo, 20 de diciembre de 2009

Irma Droz

Cuando regresen las abejas

Grita en silencio, de cara al cielo,
la amarga boca de los campos desolados.
Agonizan inertes.
No entienden de retenciones, acuerdos y protestas.
Sólo saben abrirse en surcos dispuestos a la siembra,
arrullar la simiente y germinar ...
Germinar, hasta entregarse en espigas,
por el sólo milagro de cumplir con su destino de ofrenda.

Menguaron los mensajes entre el aromo y la verbena.
Las abejas, agobiadas,
se refugiaron en el abrigo dulce de sus colmenas,
olvidaron los estambres,
ya no regresan.

Siguen los hombres su oración insolente de protestas.
Ignoran la cuota del respeto,
la claridad del diálogo,
los riesgos del disenso.

Es infinita y quebrada la distancia que media
entre el aromo y la verbena.
Él extiende con pálidos capullos,
sus brazos ásperos, cansados ...
Ella, reclama el rojo ardiente
a ras del suelo, su soledad irremediable.

Tal vez, haya otro tiempo de mensajes
cuando los hombres depongan mezquindades
y en un amanecer de surcos madurando
regresen las abejas.


1º Premio Poesía : Certamen Literario "Pueblos Ranqueles 2009"

Santa María de Punilla (Córdoba). Argentina

Contacto: drozfernandez@tutopia.com




3 comentarios:

claudia tejeda dijo...

bellísimo Irma, tu poema, felicitaciones. Claudia

Analía dijo...

Irma querida:
Me encanta saber que ganaste el primer premio, te felicito. Lo vale tu poesía, cargada de imágenes y con una interesante reflexión.
Mi abrazo fuerte y todo mi cariño
Analía

Rosa... dijo...

Excelente encontrarme con tu poesía Irma, felicitaciones y muchísimos saludos desde Chile!!!!