miércoles, 17 de septiembre de 2008

Raquel Piñeiro Mongiello

Horas de arena

Un cielo ha venido
a saldar su desagrado,
habla de vecinas y vecinos,
también de un reloj
que ya no marca sus horas.
Dice las agujas están ausentes
y el él, no puede seguir así,
también tiene quejas
de tantos silencios de su memoria,
hoy, ausente con aviso,
y hasta pregunta si alguien piensa igual.

Ahora, él, dormido sueña,
con horas de arena.


(del libro: HORAS DE ARENA - 2008)

Rosario, radicada en Funes (Santa Fé). Argentina
Contacto: raquelmongiello@hotmail.com

1 comentario:

Analía dijo...

Siempre es un gusto leer tus poemas, querida Raquel, gracias por compartirlos.
Un abrazo
Analía